¿Monitores? Tips para limpiarlos

    Show all

    ¿Monitores? Tips para limpiarlos

    PASOS PARA LA LIMPIEZA DE MONITORES 

    • Apagar el monitor y desconectarlo (si es posible).
    • Pasar suavemente una gamuza o bayeta humedecida en un producto antiestático y secar a continuación.
    • Otra opción es rociar con un producto limpiador la bayeta, pero teniendo cuidado de no humedecerla demasiado para que no gotee liquido en el monitor.
    • Limpiar los cables del monitor.
    • Conectar el monitor.

    Para llevar a cabo la limpieza de las pantallas, existen paños impregnados en soluciones específicas, que resultan muy cómodos y fáciles de usar. Las partes externas son las más fáciles de limpiar, porque tienes acceso fácil a ellas.

     

    La técnica de limpieza apropiada del equipo es importante, ya que, de lo contrario, puedes ocasionar daños. Para evitarlos, hay una serie de acciones que NO debemos hacer:

    • Nunca utilizar agentes de limpieza agresivos, ya que  estos contienen productos químicos que pueden dañar la pantalla.
    • Se debe evitar utilizar cualquier producto de limpieza que contenga amoniaco, acetona o alcohol etílico.
    • No rociar directamente en la pantalla, ya que el líquido podría colarse en los bordes de la pantalla y generar graves problemas.
    • No utilizar papel tisú, periódicos o toallas, ya que pueden generar grandes rasguños en la pantalla.
    • No limpiar mientras el ordenador esta encendido.

    A la hora de limpiar el teclado, también debemos seguir unos pasos:

    • Desconectar el teclado del ordenador.
    • Dar la vuelta al teclado y golpear suavemente para que salga cualquier objeto atrapado.
    • Si es necesario, aspirar entre las teclas, para que salga cualquier partícula que no haya salido con los golpes.
    • Humedecer un bayeta o gamuza y limpiar las teclas y el resto del teclado. Eso debe restaurar el brillo natural del teclado.

     

     

    En cuanto al mouse-ratón, procederemos de la siguiente manera:

    • Desconectar el ratón del ordenador.
    • Humedecer un trapo limpio con solución limpiadora.
    • Limpiar con el trapo la superficie externa del ratón, teniendo cuidado con los botones.
    • Localizar y remover el disco circular que contiene la bola de tracción del ratón, si es el caso. Debe tener unas flechas que indican en qué sentido girar el disco para quitarlo.
    • Después de remover el disco y la bola (si hubiera), limpiarlos con el trapo y ponerlos en una superficie limpia.
    • Usando el trapo humedecido con alcohol, limpiar la parte contenedora de la bola de tracción, pero teniendo en cuenta que el trapo no tiene que estar demasiado humedecido.
    • Dentro del contenedor de la bola de tracción hay unos rodillos, los cuales probablemente tengan una capa de suciedad que hay que quitar con la ayuda de unas pinzas o de otro objeto.
    • Montar el ratón y conéctelo al ordenador.

     

     

    Al limpiar un ORDENADOR PORTÁTIL, nos encontramos con tres elementos diferentes. Por un lado tenemos la pantalla, un componente muy delicado al que no se le puede ejercer presión alguna, pero que suele estar llena de polvo y de huellas dactilares. Otro elemento importante es el teclado. Aunque parezca fuerte y sufrido, este elemento recibe la mayoría de residuos de comida, pelusas, polvo, etc. llegando con el tiempo a provocar el mal funcionamiento de muchas teclas o incluso dañar cualquier circuito interno. Por último, y aunque no se trate de algo técnico, tenemos la carcasa. Generalmente, suele llevarse la marca de huellas tras haber tocado sustancias grasas, etc.

     

    En este punto es importante advertir que cada vez que vayamos a limpiar cualquier zona del equipo portátil, es conveniente que esté desconectado de la red eléctrica y con la batería retirada.

     

    Fuente: http://www.consejosdelimpieza.com

    Comments are closed.